Hinaishin

La técnica consiste a insertar una o más agujas de escasa longitud y mínimo grosor bajo la piel de unos 2 mm, en puntos dolorosos que el paciente indica al terapeuta a punta de dedo, resultando un efecto analgésico y terapéutico. La Hinaishin se deja inmovilizada para que se produzca el efecto analgésico durante un periodo de entre tres y siete días.

En esta técnica, se usa una aguja en forma de raqueta de tenis de 3-5-7 milímetros de longitud de los cuales se realiza una puntura subcutánea normalmente indolora.

Esta técnica es indolora y rápida y es utilizada por dolores concentrados y con localización muy clara de la zona, esta suele ser un punto. En muchos de los casos, estas molestias puntuales tienden a reducirse considerablemente al instante, una vez se ha empezado a aplicar la terapia.

¿Quieres más información?

Para obtener más información sobre nuestros servicios, utilice este formulario para ponerse en contacto con nosotros.

VOLS REBRE LES NOSTRES NOVETATS I PROMOCIONS?
×